Firmat, martes, 21 de septiembre de 2021
Edición Digital Nro: 852
 

Archivo | Busqueda avanzada

Regionales | 22/07/2021
Desde Callejeritos de Chovet dieron su mirada en relación a la ordenanza que busca regular el equilibrio poblacional de perros y gatos
“Creíamos que era necesario, así que estamos por un lado muy contentas y, por otro, con muchísimas expectativas”

El pasado martes 13 de julio, a través del amparo de los protocolos veterinarios de actuación de la ley santafesina 13.383, se conoció que el gobierno comunal de Chovet sancionó y promulgó una ordenanza local para el equilibrio poblacional de perros y gatos.

A raíz de ello, el pueblo perteneciente al departamento Gral. López es una de las primeras localidades del sur provincial en adoptar una legislación propia en el marco del cuidado integral de la salud humana y animal.

En este marco, el grupo Callejeritos de Chovet habló con El Correo, manifestando su conformidad por la sanción, y las expectativas que genera la ordenanza en benefició de la salud pública.

 

“Creíamos que era necesario, así que estamos por un lado muy contentas y, por otro lado, con muchísimas expectativas”, expresaron en el inicio de sus palabras Dorotea Segura y Patricia Rollán, representantes de la agrupación que se formó hace dos años para contribuir con el bienestar y cuidado de animales callejeros, y desde ese entonces, venían solicitando a las autoridades que se plantee la ordenanza.

“Ordenanzas en relación a la temática de salud animal hay en muchas localidades, pero lo más difícil es llevarlas a cabo”, sostuvieron, y fundamentaron que más allá de la oficialización de la misma, es necesario que “realmente se intervenga en donde hay casos de maltrato, animales sin castrar en condiciones insalubres, intervenir en todo lo que establece la ordenanza”.  

 

En cuanto a la actualidad de la localidad, en relación a las acciones sanitarias, respaldaron: “En Chovet, la verdad que como pueblo no nos podemos quejar porque tenemos castraciones que comenzaron siendo cada tres meses, y ahora son cada cuarenta días”.

“Venimos muy bien”, afirmaron, pero detallaron que “la realidad es que estamos muy lejos del número que exige el programa del control de superpoblación animal”.

“Chovet, para que, de acá a dos años, se vea el impacto de las castraciones, es decir que se vean menos animales en la calle, tenemos que castrar 500 animales al año entre perros y gatos”, argumentaron las responsables de comandar el espacio de Callejeritos.

“Se calcula el 20% de la población del pueblo. En 2020 se castraron a 147 animales, mientras que este año vamos mejor, porque ya fueron castrados 111”, precisaron.  

Por otra parte, avanzada la conversación, Segura y Rollán conformes con la decisión del estado de adoptar la ordenanza, insistieron con reforzar las campañas de concientización en los distintos canales digitales, y medios de comunicación.

“Esperamos que, con las campañas de concientización, el órgano designado por la Comuna para hacer cumplir con la ordenanza, tenga vinculo por ejemplo con los galgueros, que se difunda la importancia de castrar, que se acerquen a las personas que tienen animales en la calle o en estados que no son los adecuados, y así en dos o tres años, ver los resultados en los números”, manifestaron.

“Otra de las expectativas que tenemos y que esperamos una respuesta con rapidez, es en relación a los criaderos clandestinos de varios perros de raza que se encuentran en la localidad”, aseguraron, y plantearon que más allá de que es una actividad ilegal, “el estado de los animales es preocupante”.

“La ordenanza tiene un artículo que lo establece, que quienes tengan criaderos clandestinos, se los va a intimar en el plazo de seis a doce meses, para que básicamente, cierren los criaderos ilegales”, concluyeron.

  • LEÉ NOTA RELACIONADA: Chovet sanciona ordenanza para el cuidado responsable de animales | Enlace: https://bit.ly/36zAoCU
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales y no deben ser atribuidos al pensamiento de la redacción de El Correo de Firmat. Los comentarios pueden ser moderados por la redacción.